Formulario de búsqueda en el portal
twitter facebook tuenti youtube

Salud

Las personas con síndrome de Down tienen derecho a gozar de la mejor salud posible. Su pleno desarrollo va a depender, en gran parte, de su salud. De ahí la importancia que tiene tener una buena y completa información y conocer las posibles alteraciones que pueden asociarse a este síndrome.

Ante todo, conviene resaltar que las personas con síndrome de Down no son enfermas, aunque su alteración cromosómica si hace que presenten un mayor riesgo de padecer ciertas patologías. El que exista ese mayor riesgo, no implica que todas las personas con síndrome de Down las presenten (puede que esas anomalías ni aparezcan o, si aparecen, sean de carácter leve), ni que los problemas de salud que aparezcan sean distintos a los de las demás personas. Hoy día los avances médicos y científicos permiten que muchas de estas anomalías puedan prevenirse o paliarse con un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado.

La práctica médica actual permite detectar precozmente, en la mayoría de los casos, las alteraciones de salud que pueden aparecer en cada etapa de la vida. La aplicación de estos programas de medicina preventiva es muy importante. Mediante las exploraciones periódicas y sistemáticas podemos evitar, aliviar o corregir los problemas de salud de nuestros hijos/as, tan pronto como aparezcan.

Por ello, esas anomalías han de ser conocidas para establecer un protocolo de seguimiento posterior del niño/a con el fin de aumentar su calidad de vida:

- Cardiopatías congénitas, que en ocasiones hay que intervenir quirúrgicamente, aunque hoy en día la cirugía cardiaca cada vez está más evolucionada y se consiguen mejores resultados.

- Las anomalías oculares son también más habituales que en otros niños y niñas; así, es necesario señalar el significado clínico del estrabismo y los vicios de refracción que pueden impedir la visión correcta, que precisan de un diagnóstico precoz para corregir estos defectos lo antes posible. A veces precisan de corrección quirúrgica y en ocasiones precisan llevar gafas desde pequeñitos. Los padres deben ser conscientes de la importancia que tiene la visión para el desarrollo de nuestros hijos.

- En ocasiones presentan anomalías auditivas que precisan de tratamientos médicos o quirúrgicos; pérdidas funcionales auditivas que tendremos que tener muy en cuenta a la hora del aprendizaje.

- Trastornos tiroideos, principalmente hipotiroidismo, que se dan sobre todo en adolescentes y adultos. Por lo tanto, deberemos realizarle periódicamente pruebas analíticas de la función tiroidea y una terapia sustitutoria apropiada.

- La celiaquía o intolerancia al gluten también se puede asociar al síndrome de Down, por ello hay que realizar pruebas analíticas para detectarla precozmente.

- Así mismo pueden existir anomalías musculares y ortopédicas como la hipotonía muscular y la hiperlaxitud muscular entre otros, que precisan de revisiones periódicas por ortopedia infantil.

- Las anomalías dentales son una constante común y precisan también de un control y seguimiento.

Es fundamental saber que en nuestra comunidad andaluza existe una "Guía de Atención a la infancia con problemas crónicos de salud", editada por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, cuyo capítulo 21 asume el amplio Programa de Salud para personas con síndrome de Down propuesto por DOWN ESPAÑA y DOWN ANDALUCIA.

→ ayuda → mapa del sitio → buzón → inicio
Federación Andaluza de Asociaciones Síndrome de Down (Down Andalucía)
C/ Tierra, 5, Acceso A - 41020 SEVILLA (España) coordinacion@downandalucia.org
Teléfono: (+34) 954 516 775 Fax: (+34) 954 514 006
Panel Administración
logoJunta Proyecto incentivado por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa
logoUE Proyecto financiado con fondos FEDER