El CERMI valora positivamente la reforma fiscal para la discapacidad pero pide incluir mejoras.

Fecha de publicación: 27.01.15

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha valorado positivamente la reforma fiscal que entró en vigor el pasado 1 de enero, aunque ha planteado la posibilidad de introducir algunas modificaciones.

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha valorado positivamente la reforma fiscal que entró en vigor el pasado 1 de enero, aunque ha planteado la posibilidad de introducir algunas modificaciones. Según la organización, el nuevo sistema contribuirá "sin ningún genero de dudas" a dejar más renta disponible para las familias y personas que afrontan el "altísimo sobrecoste" que supone la discapacidad. "Se han otorgado mejoras, como los mínimos por discapacidad y la introducción de las nuevas deducciones por ascendientes o descendientes con discapacidad y familia numerosa, que son compatibles además con la aplicación de los mínimos generales", ha explicado.

Sin embargo, ha pedido que se "replanteen determinadas cuestiones" como la fiscalidad de los planes de pensiones que sean rescatados en forma de capital por personas con discapacidad, o la posibilidad de introducir varias nuevas exenciones: una relativa a las ayudas percibidas por inicio de actividad que perciban contribuyentes con un grado de, al menos, el 33% de discapacidad, con el fin de fomentar el autoempleo del colectivo.

La segunda serviría para eximir del cumplimiento de "todos los requisitos que se prevén en la Ley y el Reglamento" en el caso de becas percibidas por personas con discapacidad y otorgadas por entes públicos o entidades sin ánimo de lucro, según ha explicado.

Asimismo, he pedido una tercera exención para que las ayudas percibidas por personas con discapacidad para la mejora de sus condiciones de vida, (como por ejemplo, la adquisición de una silla de ruedas) no tributen al erario público.

Por otra parte, en el ámbito de las retribuciones en especie derivadas de la cesión de uso de vehículos a los trabajadores y las derivadas de cantidades satisfechas a las entidades encargadas de prestar el servicio público de transporte colectivo, han pedido que estas estén "totalmente exentas en el caso de trabajadores con discapacidad que acrediten movilidad reducida o ayuda de terceras personas".

Ha propuesto también que reintroducción de la deducción por alquiler de vivienda habitual para las personas con discapacidad así como la deducción por adquisición de vivienda, en lo que se refiere a las obras de adecuación y mejora de la vivienda (para adaptarla a las necesidades de accesibilidad de sus habitantes con discapacidad).

Por último, plantea que se extienda la exención por transmisión de la vivienda habitual para los mayores de 65 años también a las personas con, al menos, un 65% de discapacidad; que se supriman los rendimientos derivados de alquiler de vivienda a personas con discapacidad (actualmente en un 40%), y que se elimine el límite de exención para aportaciones a personas con discapacidad (también en el impuesto de sucesiones y donaciones) que contempla la protección del patrimonio de las personas con discapacidad.

 

Fuente: europapress.es